GuateNews.com

Dios los crea y el diablo los junta

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

El alcalde de la ciudad de Guatemala, Álvaro Arzú, ha desenmascarado su actitud prepotente, típica de cualquier persona con ínfulas de dictador que se cree dueño y amo. Arzú siempre ha sido una persona que cree que lo merece todo, y que hay que rendirle pleitesía, y en esa forma están todos sus achichincles, pues nadie hace nada si el dictadorzuelo de Arzú no da su venia.

Se retrató con la forma dominadora en que actuó cuando acudió al MP y la CICIG, enloquecido, perdió los estribos por completo, actitud que no es para un “estadista”, como él dice ser. Lo lógico es que si estuviera libre de pecado, se hubiera presentado en forma acomedida, con argumentos sólidos y convincentes, pero no ponerse como un energúmeno fuera de control.

También tenemos al alcalde de Villa Nueva, Edwin Escobar, también presidente de la Asociación Nacional de Municipalidades (ANAM), quien convocó a una asamblea para brindar su total y chaquetero apoyo a Jimmy Morales, para sorpresa de todos también estuvo Arzú, quien nunca asiste a esas reuniones.

Pero nada se hace de gratis, recientemente apareció en un matutino “Los negocios del alcalde Edwin Escobar”, donde se indica que luego del apoyo que le brindó a Jimmy, la empresa del jefe edil obtuvo dos contratos por Q52.8 millones.

Desde que Morales dijo que se estaba fraguando un golpe de Estado contra él, se ha puesto de moda esa palabrita, ahora hasta Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti lo han dicho en las audiencias de etapa intermedia, donde se les sindica por corruptos y ladrones.

En redes sociales circula un documento que señala que en 1980, durante la administración de Romeo Lucas García, había una rosca corrupta compuesta por el exsuegro de Arzú, el papá de Escobar, y otros más. Cuando se produjo el golpe de Estado, el exsuegro huyó del país y no volvió, en cambio, el padre de Escobar fue enviado a la cárcel por actos de corrupción como gerente del INTA. Como dice el refrán “Dios los crea y el diablo los junta” y es muy cierto, ahora Arzú y Escobar se han unido para “defender” a Jimmy de un “golpe de Estado”.