GuateNews.com

El diseño digital de la sonrisa

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Una herramienta potente en la planificación y desarrollo del tratamiento dental para la obtención de óptimos resultados y superar las expectativas de nuestros pacientes. “Considero una sonrisa como algo único en un ser humano. Una sonrisa es también una poderosa comunicación. Una sonrisa sincera es la expresión perfecta del amor y la compasión humanas”, Dalai Lama.

La odontología evoluciona constantemente de muchas maneras, cada día surgen nuevos instrumentos, nuevos materiales, nuevas técnicas, esto no sólo es por los descubrimientos científicos que se obtienen constantemente debido a la tecnología, sino a que cada día las exigencias de nuestros pacientes son mayores.

Actualmente, la mayoría de personas ya no se conforma con una boca sana en términos generales, sino que buscan cada vez más, una sonrisa bonita y estética acorde a sus características físicas y que esté en armonía con su aspecto emocional.

El boom que actualmente han provocado las redes sociales como Facebook, Instagram, Snapchat entre otras, hace que las personas sean cada vez más críticas en cuanto a parámetros de estética y busquen la forma de verse mejor.

En el mundo de la odontología por medio de la filosofía del diseño de sonrisa podemos proponer soluciones, no solo estéticas sino restauradoras o rehabilitadoras a nuestros pacientes sin importar la técnica, material o laboratorio dental a elegir, ya que no todos los pacientes pueden tener acceso a todas las opciones que nuestra profesión ofrece.

A través de esta técnica podemos agregar el componente humano, psicológico e incluso artístico al resultado final, pero en el desarrollo per sé de nuestros casos, podemos mejorar la planificación de los tratamientos, mejorar la comunicación entre otras especialidades que estén involucradas (ortodoncia, periodoncia, rehabilitación oral e implantes, cirugía, etc.), mejorar la comunicación con el laboratorio dental, así como mejorar la comunicación con el mismo paciente y que sea partícipe y protagonista en la creación de su propia sonrisa, con el fin de crearle conciencia y educarlo sobre los beneficios que obtendrá al finalizar el caso.

Entre las ventajas de utilizar esta técnica es que nos permite trasladar la información obtenida en un formato 2D (fotos, diapositivas, mediciones) a un formato 3D (modelos de estudio, encerado diagnóstico, mock up, provisionalización) con el fin de prever inconvenientes que se puedan dar durante la realización del tratamiento, seleccionar los mejores materiales, evaluar la oclusión y movimientos funcionales del aparato masticatorio y por sobre todo que el resultado final cumpla con los deseos de nuestros pacientes, ya que serán ellos quienes convivirán con dicha sonrisa al finalizar el tratamiento.

 Es de suma importancia que al diseñar se obtenga la mayor cantidad de información por parte del paciente, por ejemplo:

  1. Anamnesis
  2. Ficha clínica
  3. Odontograma,
  4. Ficha estética
  5. Toma de impresiones y modelos de estudios
  6. Protocolo fotográfico y radiográfico de ser necesario
  7. Evaluar dimensión vertical
  8. Trastornos temporo-mandibulares
  9. Evaluar ausencias dentales
  10. Facetas de desgaste
  11. Alteraciones de planos oclusales.

Una vez se han evaluado estos aspectos se procede a diseñar el caso, establecer objetivos estéticos y restauradores, seleccionar materiales, establecer los deseos y expectativas del paciente, así como los costos biológicos, emocionales, económicos. Una vez el paciente entienda los elementos que se involucran en su tratamiento se procede a trasladar toda la información de las imágenes a la boca del paciente para que pueda tener una idea más concreta del resultado.