GuateNews.com

Educación semipresencial es evolución

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

La educación universitaria o postsecundaria ha evolucionado con la tecnología y el mercado. La educación universitaria enfocada solo a estudiantes de tiempo completo ha cedido espacio a la educación semipresencial, en la cual el estudiante se presenta 1 vez por semana y recibe las tutorías o clases necesarias para entender los conceptos generales. Y luego le da seguimiento con estudio personal y grupal a través de las comunicaciones modernas, que abarcan uso de internet y plataformas que permiten compartir el conocimiento y fijar las ideas que permiten entender los conceptos y las técnicas.

La educación tradicional, donde un estudiante de Derecho o Administración debía dedicar todo el día a estudiar, pues para llegar a la universidad centralizada debía gastar 2 horas de trasporte, 2 horas de comidas dentro de la universidad y otras 3 recibiendo clases presenciales (siempre y cuando no hubieran huelgas o faltas del profesor), ha cambiado, pues un estudiante promedio en la actualidad puede aprender y formarse con menos horas presenciales y más horas de interacción.

En Guatemala aún hay personas que se oponen a este tipo de educación, argumentando la calidad académica, sin embargo, en la mayoría de los programas internacionales, los créditos académicos han ido reduciendo para permitir al estudiante avanzar y especializarse como lo requiera el mercado. Por ejemplo, en Europa las licenciaturas se han reducido de 4 a 3 años, dando el estudiante la libertad de asistir o no a las clases, pues el examen final es único y evalúa el conocimiento adquirido, ya sea por clases presenciales o autoestudio.

La educación semipresencial y la educación on line son el futuro y gracias a Dios, en Guatemala varias universidades han logrado implementar esta alternativa para los “estudiantes trabajadores”, que no son lo mismo que los estudiantes de tiempo completo tradicionales, que normalmente tienen el financiamiento de los padres o familiares para sostener estudios de este tipo.

Esperemos que esta tendencia de apertura en la educación se mantenga, especialmente ahora que las opciones de educación superior se han incrementado y como en todo mercado, a mayor oferta, las opciones de estudio se abren y son más variadas, reduciendo costos y mejorando la calidad para competir. Dios permita que la educación en Guatemala evolucione y mejore la productividad del país.