GuateNews.com

Ignorancia, irresponsabilidad o estupidez

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Leyendo un artículo de Mario Antonio Sandoval, sobre los accidentes provocados, dice “que al hablar de accidentes, muchas veces se olvida un factor fundamental; casi nunca son producto de la mala suerte, sino resultado de una serie de hechos previos provocados por acciones humanas equivocadas, por decir lo mínimo”. En lo particular no creo en la buena o mala suerte, pues la suerte no existe, es uno mismo el que se propone a hacer las cosas ya sean buenas o malas, y si nos sale mal, le echamos la culpa a la suerte.

Sigue exponiendo Mario Antonio, “Cuando alguien se estrella contra un automóvil, no es accidente si se presentan algunas características como manejar ebrio, hacerlo a excesiva velocidad, no tener el carro en condiciones técnicas adecuadas. Esto es así aún en el caso de que quien resulta ser víctima de la irresponsabilidad de alguien más”.

Por razones de trabajo, he tenido que salir de madrugada a las 5:00 horas, y aunque usted no lo crea, a esa hora que todavía se ve la majestuosidad de la luna, todos los automotores (carros, camiones, buses y motos) tienen que encender las luces, porque aún es de noche, pero increíble muchos vehículos van sin luces, ignoro el motivo, si no tienen luces por problemas eléctricos, por estupidez del conductor o qué sé yo, pero por cualquier motivo es inaudito que circulen sin luces.

En el momento en que empieza a ocultarse la luna y sale el sol, es cuando las pupilas de los ojos todavía no alcanzan ver bien a cierta distancia, y aunque uno vea bien hacia adelante, es un momento en que a cierta distancia no se aprecia si viene algún vehículo si no lleva luces, y eso puede provocar serios accidentes.

Los buses extraurbanos llevan luces LED que en lugar de ayudar a la visibilidad, encandilan a los conductores que van en carril contrario, y tengo entendido que es prohibido llevar esa clase de luces, pero como los agentes de las policías PMT de todos los municipios, a esa hora todavía están entregados a los brazos de Morfeo, cada piloto se conduce como le da la gana.

También encontramos a los conductores que van a paso de tortuga en carril izquierdo, cuando el que tienen que utilizar es el carril de la derecha, y por eso es que uno tiene que ir en zigzag lo cual también provoca serios accidentes.

Encontramos a los abusivos que no hacen la respectiva fila y se van colando, pues desgraciadamente les dan permiso para que se incorporen en la fila, lo cual hace desgracia el tráfico. Si todos fuéramos respetuosos haciendo nuestra cola, la locomoción fluiría.

Definitivamente todo es cuestión de educación vial, desafortunadamente se siguen extendiendo las licencias por complacencia, y hay mucho conductor de vehículos que creen que saber manejar es solo saber conducir el vehículo. Saber manejar también es conocer la Ley de Tránsito y ceñirse a la misma, manejando concentradamente.

Ojalá que los agentes de las PMT asuman su verdadero papel poniendo orden al tránsito, y no dedicarse solo a indicar con el brazo que sigan adelante. Tienen que ser severos con los que no cumplen las disposiciones de tránsito, aunque dudo que estos mismos la conozcan.