GuateNews.com

Institucionalidad

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Las organizaciones humanas se conforman por gente, metas y normas. Es lo que se llama institucionalidad, es decir, organizaciones o grupos establecidos para determinado fín con incidencia en la comunidad, región, país, o en determinado ámbito de actividad.

La idea de una institución es que su organización colectiva trascienda en el tiempo y tenga permanencia y proyección de futuro. Dicho de otra manera: que busque y logre metas en plazos razonables, a través de la organización armónica de sus miembros, de modo que, el ingrediente más valioso lo conforma su gente.

Al hablar de instituciones podemos poner como ejemplo a las iglesias tradicionales; escuelas; colegios profesionales; y al mismo Estado, es decir, la autoridad nacional en todos sus ámbitos. Es acá donde nos tropezamos con una realidad vergonzosa. Es una realidad triste, producto de los vicios con los que se concibió la misma independencia del país, dado que dicha independencia no tuvo como finalidad la creación de una organización política responsable que pudiere acoger a sus ciudadanos, sino que fue concebida como un simple desligamiento de los impuestos que había que tributar a España, creando un órgano opresor para los demás.

Es por ello que nuestras oficinas gubernamentales, en su gran mayoría, no tienen ese ingrediente institucional, es decir, no tienen un recurso humano preparado académicamente, de largo plazo, de carrera y con filosofía e identidad propia, y que respete sus propias reglas. Las autoridades han hecho de la improvisación la regla general cotidiana.

Es por ello que el poder ciudadano debe trascender, pero no con esas manifestaciones cívicas en la zona uno, sino con la actitud individual disciplinada en el diario vivir, que se replique de persona en persona, lo cual a largo plazo, crearía las condiciones de un país concebido como una verdadera institución.