GuateNews.com

La amañada elección de Junta Directiva del Congreso

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

El martes 8 de este mes, se llevó a cabo la elección de la Junta Directiva que regirá para el próximo período 2017-2018. El diputado Óscar Chinchilla del Partido Compromiso, Renovación y Orden (CREO), fue ungido como presidente, después de haber tenido una reunión con su amigo de juventud, el presidente de la República, Jimmy Morales, en la finca presidencial en Santo Tomás, Escuintla.

Dentro de los demás farsantes que integrarán la nueva Junta Directiva se encuentran Felipe Alejos, del partido TODOS, cuyo dueño es su primo, el ex diputado Roberto Alejos Cámbara; Boris España, del Movimiento Reformador, Marvin Orellana de Alianza Ciudadana y otros más.

Lo lamentable es que esta amañada elección se realizó cuando no estuvo presente el actual presidente, Mario Taracena, por encontrarse con quebrantos de salud, y claro quien presidió fue el vicepresidente Felipe Alejos, quien se reelige en el mismo cargo. La nueva Junta Directiva también la integran diputados tránsfugas de los partidos LIDER y Patriota, disfrazando los partidos con otros nombres, pero son la misma porquería.

El presidente Jimmy Morales, aparte de ser un improvisado no conoce nuestra Constitución Política, y debiera notarse con el hecho de haber convocado a algunos legisladores para tratar mañosamente su predilección por el diputado Chinchilla, para que fuera el nuevo presidente del Legislativo, además no respetó la no injerencia de los tres poderes del Estado.

El nuevo presidente del Congreso, Óscar Chinchilla, horas antes de la elección no tenía ni siquiera el equipo con lo acompañaría en la Junta Directiva, es un improvisador y será un achichincle del presidente de la República. Seguramente recibirá órdenes de los pícaros que están presos en el Mariscal Zavala, porque llega con las manos atadas.

En lo particular, nunca he simpatizado con el diputado Mario Taracena, pero reconozco que ha puesto en su lugar a tanto diputado pícaro, como también a los sinvergüenzas dirigentes de los sindicatos de ese organismo, que se han aprovechado con grandes salarios y otras prebendas con el dinero del pueblo. ¿Hará lo mismo el nuevo presidente?