GuateNews.com

La identidad catalana, el valor más alto sin fronteras

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Debo, por conciencia de clase, pronunciarme a favor de la independencia de los catalanes, causa justa en el recorrido de la humanidad. Todo idioma es una construcción de mundo; el catalán una explicación de exquisita sonoridad. Con este postulado antropológico sostengo mi posición de respeto por la soberanía del pueblo catalán. Me opongo a toda clase de violencia por parte del gobierno español y comulgo por la paz entre las naciones.

En ese afán de respeto, les deseo compartir que hace algunos años, por esos azares que te da la vida, tuve un diálogo con una personaje menor, quien se creía analista de ciencias sociales. En aquel entonces, la mujer en cuestión, con el total etnocentrismo de que es capaz un ser humano limitado, me dijo “¿para qué existe la Academia de Lenguas Mayas?”. Aparte de su ignorancia a granel, su racismo era evidente.

En ese momento, intenté que comprendiera la importancia de nombrar el mundo desde diferentes construcciones. Por ejemplo, el concepto de libertad, en español tiene un significado, dados los valores preestablecidos de la cultura. Y, en q’eqchi’, su significado no corresponde a la definición propia del concepto de occidente.

Nos ponemos más exquisitos, para los Dolgan (tribu nómada de la Siberia), el concepto de libertad no existe ligado a la prisión o independencia. Es, como lo he expresado, un idioma que tiene otra construcción de mundo. Allí la importancia de preservarlo, como el catalán, q’eqchi’ y todos los idiomas del planeta, porque nos permite comprender las diferencias desde otras visiones.

Llibertat en catalán adquiere el concepto de independencia, no dudo que hay intereses mezquinos de algún servil, pero desde mi visión de respeto, se debe preservar la fonética y gramática de este idioma, a través de su independencia. Porque todo grupo etno-lingüistico diferenciado es una posibilidad de sobrevivencia de la humanidad como especie.

En consecuencia, desde este somero análisis lingüístico, me pronuncio a favor de la independencia de Cataluña.