GuateNews.com

La sonrisa – parte esencial de tu tarjeta de presentación personal

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Como director general de una compañía grande dedicada al cuidado bucodental, he  participado en muchas entrevistas con personas que buscan una oportunidad de empleo.

Indubitablemente no todos pueden tener las calificaciones exactas que se necesita para cualquier puesto, pero si dejamos la experiencia de una lado, la presentación e imagen del candidato si tienen un impacto. Por ello, elaboré esta pequeña guía de los temas que comúnmente observo y cómo sugiero manejarlo en pro de una mejora  de la imagen personal y aumentar las probabilidades de conseguir el empleo que tanto se anhela.

La forma de vestir del candidato

En nuestra sociedad, la forma de cómo escogemos vestirnos dice mucho de cómo somos. No es raro ver a un candidato que no llega vestido en traje formal, y si no es capaz de hacer un esfuerzo para presentarse adecuadamente a la entrevista de trabajo, ya nos formamos una idea de  cómo sería su desempeño dentro de la empresa.

Lo mismo  observo con aspectos como zapatos no lustrados y si se peinó adecuadente, ya que es importante considerar que una imagen dice más que mil  palabras por lo tanto, ésta debe ser impecable a la hora de la entrevista. Reitero entonces mi recomendación de presentarse  en traje formal, tomarse el tiempo necesario para lustrar los zapatos, peinarse y  revisar si todo está en sintonía.

La sonrisa y la actitud del candidato

Si bien es cierto, lo primero que uno ve es cómo se ve físicamente un candidato y lo siguiente sería cómo se presenta. Todos vemos si la persona sonríe y obviamente su sonrisa nos revela cómo es la persona.

En Clínicas Sonríe recibimos muchos pacientes que tienen miedo a sonreír porque no se sienten cómodos con su sonrisa, aspecto que no es favorable a la hora de la entrevista. En su lugar, un candidato sonriente, y que se expresa con alegría y confianza demuestra ser una persona capaz y con alta autoestima, factor determinante  y por ende, favorable a la hora de la contratación; ya que es preferible contratar a una persona segura de si misma, y que pueda demostrar confianza en sus habilidades a la hora de hablar.

La preparación y el CV

Aunque no tiene que ver con la imagen física del candidato, la calidad del Currículo Vitae que presenta junto con su preparación de la entrevista es algo que notamos. No tengo dedos como para contar las veces que he visto candidatos sin Hoja de Vida impreso en mano o que presentan el documento desordenado.

El CV dice mucho de un candidato, y como directores buscamos a gente capaz de venderse y de sintetizar lo más importante en pocas palabras. Recuerde que tenemos poco tiempo, y necesitamos llegar al grano. Ponga siempre los logros personales, y trate de acumular toda la información en una, o máximo dos páginas. El diseño no es tan importante como la calidad de la información y orden.

Por último, haga siempre su pre-trabajo, buscando más información sobre la empresa y la persona que le va a entrevistar. No hay nada peor que un candidato preguntando por detalles de la empresa, si la misma se encuentra en la página web o Facebook. Pero al contrato, si sabe temas relevantes, y lo puede usar a su favor para posicionarse como la mejor opción, esto es algo impresionante y notable. El tiempo invertido en prepararse bien rendirá frutos a la hora de la entrevista.

En resumen, recuerde que la apariencia física, la sonrisa, y la preparación general del candidato es clave para que logre lucirse en una entrevista de trabajo. Si no se siente bien con su sonrisa, busque un especialista para que lo asesoré sobre su dentadura, si require o no un tratamiento, para dar una mejor impresión y poder demostrar confianza a la hora de sonreír y hablar.

 

¡Buena suerte con la búsqueda!