GuateNews.com

Las preguntas incorrectas

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Generalmente nuestro conocimiento de las realidades que nos afectan es sesgado, por ende, es incompleto, dado que la percepción superficial que tenemos de las cosas tiende a idealizar lo que percibimos como “bueno”, y a condenar lo que el entorno nos ha influido a percibir como “malo”.

Hay bastante ignorancia al momento de idealizar lo que se considera bueno, debido a la difusión masiva de ideas preconcebidas que están hechas a la medida para causar tales efectos. Solemos hacernos las preguntas incorrectas y hay una manera todavía colonial de establecer principios y valores sociales.

Hay una mala lectura de problemas sociales y buscamos respuestas donde no las hay: Creemos que el Estado constituye una autoridad, cuando en realidad el ejercicio del poder ha sido manipulado desde siempre por factores de poder económico. También creemos que Jimmy Morales es un pésimo presidente, cuando en realidad la institución presidencial se encuentra maniatada, y por ende, cualquier persona que asuma ese rol tendrá los mismos problemas.

También hay una concepción sesgada en nuestra sociedad al hablar de sexo, cuando lo correcto sería abordar el tema como la formulación natural que el creador nos dio para asegurar la supervivencia de la especie. Por otro lado,  Tecún Umán no existió, Pedro de Alvarado fue un delincuente y Cristóbal Colón  trajo presidiarios en sus barcos, pero nada de eso se aclara en las aulas. El colmo de los colmos es que tampoco se enseña que en Guatemala hubo una guerra con miles de muertos.

Dos cosas irónicas de interés público: La primera, que en Guatemala quien verdaderamente sostiene los ingresos tributarios es la clase media urbana. La segunda, que el recién fallecido Hugh Hefner no era un depravado fundador de revistas pornográficas, solo le dio al hombre norteamericano un controversial instrumento de ocio. Era un comerciante que encontró un nicho de negocios.

También es cierto que usted y yo debemos hacernos las preguntas correctas y buscar respuestas en el lugar correcto y a la hora apropiada. El progreso depende de ello.