GuateNews.com

Más movidas de los diputados

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Esta semana salió a luz el negocio que el diputado Carlos Fión tiene con una empresa y el Estado. Fión tiene relación directa con la empresa Todo Terreno Milk Products, S.A., proveedora de productos lácteos al Estado, también tiene vínculos con otra empresa, Tecno Suministros, S.A., la que ha recibido millonarias adjudicaciones con este gobierno. Esto ya lo tenía previsto el diputado, porque en 2016 fue ponente de la Ley de Alimentación Escolar, y ese año realizó una millonaria venta de alimentos al Ministerio de Educación.

El presidente de la Sala de Trabajo del Congreso de la República, Manuel Conde (PAN), solicitó a los integrantes de la Comisión se haga una consulta a los partidos políticos, previo a elaborar el dictamen final. Este indicó que en las últimas cuatro semanas elaboraron un documento que contempla cambios a 26 artículos.

Dentro de las reformas aprobadas en la Sala de Trabajo se contempla una remuneración base unificada para cada legislador, quienes pretenden que el salario base, de Q9 mil 550, ascienda a Q29 mil 150. Mario Taracena (UNE), advirtió que las dietas que actualmente reciben desaparecerían.

Estos pretenden trasladar las dietas al salario base, con lo que obtendrían en el futuro más aguinaldo y Bono 14, sumado a la indemnización que tratan de recetarse.

Anda circulando un vídeo del medio digital Nómada, en el que estos infelices, Mario Taracena, Fernando Linares Beltranena (PAN), Carlos Chavarría (CREO), Óscar Argueta (UNE) y Álvaro Arzú (Unionista), sostuvieron una reunión en la que descalificaron la actuación de los magistrados del TSE. Y pretenden reformar la Ley Electoral y de Partidos Políticos, para cambiar la forma de elegir a los magistrados, para que no sigan siendo fiscalizadores de los partidos, revocarles la independencia y convertirlos en representantes de los partidos políticos. Definitivamente se quieren blindar para continuar con sus fechorías, cooptar al TSE para convertirlo en una institución que solo organice los eventos electorales y los fraudes, como se hacía antes.