GuateNews.com

Mi vida, mi responsabilidad

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Esta semana en un diario local, el columnista Luis Fernando Cáceres escribió un artículo muy interesante sobre “encontrar o crear”, en el cual nos relata, apoyado con autores como Terri Trespicio y Dave Isay, que una de las formas de buscar la felicidad y el bienestar integral en cada uno de nosotros, es descubrir y trabajar en lo que a uno le gusta y fluir a través de esa actividad, pero al mismo tiempo, también es importante crear las oportunidades e implementar los ambientes que son necesarios para realizarlas.

Esta reflexión me detuvo a pensar y hacerme la pregunta: ¿Cuántas veces he dejado de hacer lo que me gusta porque no he luchado por lograr las oportunidades para realizarlo?

Cuando uno desea algo, es nuestra responsabilidad luchar por conseguirlo, nadie es responsable de mi forma de actuar o de cómo me desempeño en la vida, por lo que mi  vida es mi responsabilidad, y de eso depende que me guste o no mi forma de vivir.

Muchas personas conocen lo que les gusta hacer y lo que les apasiona, pero no están en esa actividad por alguna razón, sin embargo, los que sí hacen lo que aman son felices, se les ve la pasión, la transmiten y la proyectan.

¿Cómo lograron esa oportunidad de hacer lo que aman? Ellos trabajaron y lucharon por estar en esa actividad, algunas veces contra críticas, desalientos y fuertes contratiempos, pero comprendieron que era responsabilidad de ellos estar ahí, luchar por lo que querían, y siguieron adelante y al final triunfaron porque creyeron en su pasión y comprendieron que si ellos no luchaban por sí mismos, nadie iba a hacerlo.

Mi sugerencia en esta oportunidad es que si identificas lo que te gusta hacer y te ves desempeñándote en esa actividad, debes luchar por seguir adelante y entender que tú eres el responsable de buscar las oportunidades para lograr hacer lo que amas. Muchas veces será difícil encontrarlas o crearlas, pero si de verdad te interesa, encontrarás los medios, los fondos y la forma de llevarlas a cabo y trabajar en tu proyecto de vida.

Puede ser que buscar esa oportunidad que anhelas implique cambiar tu forma de vida, regresar a estudiar o poner el ingreso económico en juego. Tu pasión y tus llamados pueden llevar a la necesidad de reinventarte, de buscar nuevas estrategias de vida y enfocarte en lo que quieres lograr; pero es necesario ser valiente en este momento y  creer en lo que quieres y buscas.

La edad o el ciclo de vida en el que estemos, puede ser relevante o no, pero es necesario que tú evalúes tu posición en este momento, por tu salud, madurez y tu comodidad ante el nuevo desafío, pero no por eso debes desanimarte y dejar de lado tus objetivos y metas, ya que de nadie depende tu futuro más que de ti mismo, y de la responsabilidad con que asumas el compromiso de buscar tu bienestar integral.

Te invito a reflexionar sobre estas sugerencias, porque la decisión es tuya y tienes todo a tu alcance para lograrlo, haciendo lo que amas y encontrando nuevas oportunidades para lograr una vida buena.