GuateNews.com

El muro de la impunidad sostenido por el Congreso

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Este es el título de un artículo que escribió en un medio vespertino la licenciada Claudia Escobar, el cual me pareció muy interesante, por lo que me permito comentarlo.

“El día lunes 28 de noviembre, durante la sesión plenaria del Congreso, se conoció en tercera lectura, la reforma constitucional en temas de justicia. Durante la discusión, los diputados que tomaron la palabra, se llenaron la boca diciendo que apoyaban los cambios constitucionales, incluso expresaban reconocer que la actual normativa permite o facilita la corrupción, sin embargo, encuentran la forma de retrasar la aprobación de los cambios requeridos, bajo argumentos absurdos o vacíos de contenido.”

Comparto totalmente con la licenciada Escobar, pues este Congreso como han sido los anteriores, está lleno de gente inepta y corrupta, que lo primero que hicieron fue trasladarse a la bancada oficial para seguir gozando de granjerías y lo que menos les interesa es el bienestar de los guatemaltecos. Aseguraría que la mayoría de diputados ni siquiera conocen nuestra Constitución Política, y pretenden reformarla.

Más adelante continúa la licenciada Escobar, “Sin embargo me cuestiono ¿si efectivamente los congresistas tienen la legitimidad moral para llevar a cabo este ejercicio democrático?”. Considero que ese cuestionamiento que se hace la abogada Claudia Escobar, también nos lo hacemos los guatemaltecos, pues cuando hablamos de legitimidad moral, creo que son muy contados con los dedos de la mano quienes puedan tenerlo, la mayoría han sido cuestionados por muchas circunstancias que no les da la legitimidad moral para pretender reformar nuestra Carta Magna.

Continúa la abogada “Los actuales diputados fueron electos en un contexto de desencanto con la clase política, en medio de múltiples escándalos de corrupción. Muchos de ellos pertenecen a los mismos partidos que se han aprovechado de los bienes públicos para el enriquecimiento personal, como la UNE, LIDER o el Patriota”. Estas son las razones por las cuales la mayoría de parlamentarios no tienen la legitimidad moral para ese ejercicio democrático, porque solo con esos tres partidos hacen una gran mayoría y que carecen de credibilidad, porque también hay otros partidos que no menciona la licenciada Escobar como CREO y TODOS, que han sido comparsas del actual partido oficial.

El artículo en mención finaliza así “Necesitamos urgente una depuración del Congreso y de la clase política que hoy nos gobierna”. Es de suma importancia la depuración del Congreso, pues no podemos seguir aceptando el circo en que se ha convertido ese alto poder del Estado, en donde los congresistas hacen lo que se les da la gana y se burlan del pueblo. Además el presidente de la República, por desconocer completamente la administración pública y cómo se mueven las piezas del ajedrez en las esferas gubernamentales, mejor se ha dedicado a viajar, pues en menos de un año de estar a cargo de la primera magistratura, es el gobernante que más ha viajado y por supuesto, a nuestras costillas, sin que hayan resultados de sus viajes.