GuateNews.com

Ser, hacer y tener en los negocios

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Los negocios son las actividades diarias. La palabra en inglés es más descriptiva, “ocupaciones”, que son importantes para dedicarles tiempo. Toda persona tiene una ocupación o negocio, la ocupación de una madre son sus hijos, el negocio de un sacerdote son sus feligreses, el de un gobernante es ocuparse de la administración pública.

Así, cada uno tiene un un negocio. Debemos pensar que los negocios son el resultado del trabajo y la siembra diaria. Debemos dedicarnos y ocuparnos de nuestros planes con fe, porque el futuro siempre será incierto, pero la fe direcciona.

No tenemos control del futuro, ni de las acciones de otras personas, pero sí tenemos libre albedrío de lo que hacemos para tener. Debemos ser valientes, trabajadores y flexibles para poder hacer o activar los planes que pueden generar una productividad.

Si en el proceso no somos determinados y flexibles, es posible que al querer ejecutar no se lleven los planes a cabo, esta es una diferencia básica entre los que sueñan y los que emprenden, pues, podemos ser visionarios pero si no somos determinados, los sueños no se materializan.

La última parte de esto es el tener, porque es el resultado de lo que hacemos. Monetariamente es fácil verlo, lo que ganamos es el resultado de lo que hicimos, de nuestro trabajo, y logramos realizar el trabajo porque nuestro ser nos permite desarrollar los planes y objetivos.

Aunque esto suena muy filosófico, el tema es práctico, formar el ser para poder hacer y así tener. La práctica está demostrada en la historia, solo conquista el que arriesga; el que es disciplinado, valiente y trabaja bajo principios, logrará hacer lo que esperaba.

¿Tener riqueza es el fin último?, ¿hacer una labor por dinero es la realización? Estas preguntas son personales, pero todos las personas debemos formar el ser.

Pedimos a Dios la sabiduría para formar el ser de forma integral, y que en los momentos en que no tenemos, podamos mantener siempre la fe, la esperanza y la actividad correcta para seguir adelante.