GuateNews.com

Superando la adversidad

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

A mis manos ha llegado un libro quizás pequeño de tamaño, pues consta de 110 páginas, pero muy grande en su contenido. El autor del mismo es el licenciado Héctor Humberto Paredes Pensamiento, en el cual hace un relato de su vida, que equivale a un laborioso trayecto que comenzó en lo más profundo de un desfiladero, y se fue desplazando paulatinamente hasta alcanzar el punto más alto.

Quizás me lleven varias entregas comentar tan interesante libro, pero creo oportuno y necesario hacerlo, pues llevo muchos años de dar pláticas sobre Desarrollo Humano, y muchas de las personas que han participado en las mismas, me han hecho saber su inquietud de lograr el éxito, pero que por su condición de precariedad económica, les es difícil alcanzarlo.

Es una telaraña mental que muchos tienen en su imaginación, que no les permite ver más allá y se quedan en el área de confort, sin hacer el mínimo esfuerzo por salir del conformismo y buscar la superación personal. Desafortunadamente algunos creen que lograr el éxito es solo para aquellos que han logrado acumular cierta cantidad de dinero, y no creen que es a través de los logros por el cumplimiento de sus metas como se llega a ser triunfador.

Dentro del prólogo del libro, su autor Héctor Paredes escribe: “Cuando uno ha experimentado la miseria y ha luchado por salir de ella hasta conquistar la comodidad, aprecia mejor la diferencia entre el desfiladero y las tierras altas. Porque no importa en qué nivel de profundidad uno se encuentre, con firmeza y convicción siempre será posible hallar fuerzas para escalar hasta la cima”.

El libro nos lleva a que debemos tener mucha confianza en nosotros mismos y con la ayuda de Dios, todos podemos lograr lo que nos propongamos, aunque no se cuente con capital. Continuará.

Aprovecho este espacio para agradecer profundamente a los personeros del Grupo News, en especial a su presidente el licenciado Manolo Estrada y a Luisa Rodríguez, coeditora, pues recientemente sufrí un percance que a Dios gracias fue solo material, brindándome ellos mucha ayuda solidaria, que guardo en lo más hondo de mi corazón.