GuateNews.com

Alfredo García Gil es un pintor de estampas de costumbres

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
Recrea escenas de tradiciones y costumbres que se están perdiendo o transformando por un proceso de transición, donde las verdaderas especies en peligro de extinción son las personas que disfrutan estas tradiciones y todavía las valorizan.

Alfredo Alejandro García Gil nació el 26 de enero de 1963 en la Antigua Guatemala. Desde la infancia desarrolló el don nato de la pintura, sin embargo, fue en 1988 que tuvo que tomar la drástica decisión de preguntarse a qué se iba a dedicar para defenderse en la vida. “Los números siempre preocupan, ya que uno siempre tiene gastos que cubrir. Sin embargo, mis cuadros me han dado la satisfacción que muchas veces el dinero no puede solventar”, explica el artista.

La temática

Los cuadros del pintor antigüeño siempre han sido una vista de la sociedad. “El valor de mis obras radica en retratar aquellas estampas costumbristas, escenas sociales que vienen desde la colonia. Es decir, el sincretismo que surge en la época de la colonia, con los vicios, el consumismo y esas actividades que van consumiendo la vida de los ciudadanos, escenas que transcurren en la iglesia, la cantina, en la fiesta patronal o en la banqueta; que con el  transcurrir de los años se van acabando”, comenta García Gil.

“La originalidad de mi obra radica en que nace de mi interior pintar estos temas. Me han llevado a dejar mi vida en el pincel, sabiendo que estas imágenes se están acabando, pero inmortalizando a través del arte”.

Su técnica

Pintar al óleo es lo que más se le facilita, y en su humildad explica: “Me da la libertad de fluir junto al pincel sin temores, ya que puedo corregir cuantas veces sea necesario hasta que esté satisfecho con lo que deseo transmitir”.

El tiempo que le toma una pieza es variable, ya que no se cataloga como un artista industrial. “A veces puedo dedicarle dos días o dos semanas a una pieza. Mi interés no es terminar rápido, sino transmitir mi esencia a través de mi arte”. Con esa explicación, García Gil ha realizado más de mil obras que se exponen en galerías y adornan hogares a nivel mundial. “Tengo el privilegio de que mis obras traspasen las fronteras. Entre los países a los que he llegado con mi arte están Canadá, Alemania, Francia, Italia, Noruega y varios países latinoamericanos”, concluye.

Los cuadros del pintor antigüeño siempre han sido una vista de la sociedad. “El valor de mis obras radica en retratar aquellas estampas costumbristas, escenas sociales que vienen desde la colonia.

Dedicado a la familia

Fuera del arte de la pintura, se dedica a la familia, a ser un ciudadano de los más normales, que jamás ha tratado de aparentar o encajar en el rol de artista. “He dejado de viajar y de exponer o participar en muchas ocasiones, por el afán de estar en casa con mi familia. Gracias a Dios ninguno de mis hijos tiene esta vocación, porque es un camino precioso pero cuesta arriba, que solo con el corazón se puede recorrer”.

Si deseas saber más sobre sus obras o dónde encontrarlo, puedes contactarlo en los siguientes correos electrónicos: casadecitasgarciagil@hotmail.com y oficiosmenores@gmail.com.

También puedes leer:

San Rafael El Pueblito es un rincón colombiano cerca de Carretera

 

Alfredo García Gil es un pintor de estampas de costumbres

Leer más

Adrián Sagastume, es el creador de la plataforma digital “Let’s Do It”

Leer más

Perla Fuentes, es pionera en acupuntura veterinaria en Guatemala

Leer más