GuateNews.com

Annabella Comparini asegura que haberse graduado de sommelier fue la introducción a un mundo nuevo lleno de conocimiento.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
Annabella Comparini desea seguir profesionalizando y planea continuar con cursos de especialización en Guatemala.

En el año 2016 la vida de Annabella Comparini de Rodas dio un giro inesperado. Durante un viaje familiar a la Ciudad de México, ella tuvo su primer contacto con el vino proveniente de este país y durante estas vacaciones pudo conocer alrededor de 18 vinícolas. Esta experiencia la dejó sorprendida, despertando su interés por adentrarse en esta industria

“Mi familia y yo viajamos muy seguido a México, y descubrí este mundo por casualidad. Para mí fue una sorpresa saber que esta nación era una gran productora de vino”, comenta.

Al poder experimentar el proceso del vino en este país, Annabella encontró una gran oportunidad para comercializarlo. Al poco tiempo, regresó a tierras mexicanas para realizar negocios con Casa Madero, la vinícola más antigua de América, y obtuvo los derechos exclusivos de distribución y manejo de sus vinos en Guatemala.

Apertura de Divino Vino

Este fue un paso importante en la vida de Annabella y tras concretar esta alianza, decidió aperturar una boutique especializada en vino mexicano. Luego de mucha planeación y esfuerzo, en noviembre de 2018 se inauguró Divino Vino, ubicado en el segundo nivel del Centro Comercial Pradera Concepción. Esta exclusiva boutique maneja alrededor de 60 etiquetas de vino mexicano, provenientes de la diez vinícolas más representativas del país. 

Profesional en el ámbito

Annabella adquirió conocimientos más profundos al profesionalizarse y estudiar para Sommelier. Ella considera al vino como un ser vivo, el cual necesita una temperatura y un grado de humedad adecuado, para mantenerse en óptimas condiciones. Por esta razón, todas las botellas de Divino Vino se encuentran en posición horizontal, manteniendo húmedo el corcho y no permitiendo la penetración del oxígeno.

“Por las demandas de los clientes me ví en la necesidad de no solo ser especialista en vino mexicano, sino de profesionalizarme. Recibí un curso para certificarme como sommelier. Esta experiencia me abrió la puerta a conocimientos que yo no tenía sobre el vino en general”, relata.

Próximos proyectos

Para este año Annabella tiene contemplado comenzar a distribuir vino a restaurantes y hoteles, y poder expandirse al interior de la república. Otra de sus grandes metas es proveer vino mexicano a lo largo de Centroamérica.

“Este año esperamos expandirnos como boutique y tenemos agendado extender el negocio a Antigua, Panajachel, Xela y Petén”, finaliza.

También puedes leer:

Luis Pedro Villagrán, la escritura le ha ayudado a descubrirse en diferentes etapas de su vida

Annabella Comparini asegura que haberse graduado de sommelier fue la introducción a un mundo nuevo lleno de conocimiento.

Leer más

Luis Pedro Villagrán, la escritura le ha ayudado a descubrirse en diferentes etapas de su vida

Leer más

Stefania Román es una pequeña con una gran trayectoria

Leer más