GuateNews.com

Nelson Amaro es un intelectual que enseña a conservar el planeta

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

 

“No heredamos la tierra de nuestros antepasados, la tomamos prestada de nuestros hijos”.

Contexto

La firma del Convenio Marco de las Naciones Unidas sobre cambio climático en 1992, supuso el principio de un conjunto de iniciativas tendentes a frenar la despreocupación que hasta entonces existía sobre las emisiones de determinados gases a la atmósfera, principalmente dióxido de carbono y metano, causantes del incremento de temperatura global de la Tierra.

Más tarde, con la firma del protocolo de Kioto en 1997, y su posterior entrada en vigor, se dio el empuje definitivo a la inclusión, con más o menos éxito, del fenómeno en las agendas gubernamentales de los países desarrollados, en la inversión privada y, en definitiva, en el día a día y percepción de la sociedad civil.

No obstante, al margen de intereses particulares, todavía hoy existe un gran desconocimiento sobre los mecanismos del cambio climático y sus repercusiones sobre la biodiversidad, sistemas de producción y población en general. De ahí la necesidad de contar con personal cualificado para llevar a cabo actuaciones y tomar decisiones en la lucha contra el calentamiento global.

Actualidad

“El tema de energía tiene un impacto importante en el medioambiente”, afirma Nelson Amaro, Ph.D., director del Instituto de Desarrollo Sostenible, una unidad de la Universidad Galileo, que atiende la continuidad del Centro de Investigación y Transferencia Tecnológica en Cambio Climático.

El instituto busca ser un espacio primordial, que contribuya al desarrollo socioeconómico sostenible del país y la región, por medio de la investigación y transferencia tecnológica a empresas, ONGs, instituciones públicas y otras entidades de educación superior de Guatemala.

“Se busca adoptar energías renovables con base en elementos que no afecten la atmósfera. Sabemos que el petróleo emite gases de efecto invernadero. En el país debemos buscar otras alternativas, analizarlas y presentarlas”, explica Amaro.

Según las mediciones que se han hecho en el planeta, las poblaciones costeras están en peligro. El 23 % de la población del planeta está en esa región.

“Esto nos importa a nosotros, porque nuestro país aparece dentro de las cuatro regiones con mayor peligro de desastres naturales en el mundo; las placas tectónicas y el tipo de horografía del relieve lo hacen propenso al agua”, explica el experto. “Tenemos más de 2 mil subcuencas y más de 30 cuencas. Es un escenario en el que se calcula que el calentamiento global afectará al país, sobre todo en la producción de alimentos”.

Se espera que el 2018 sea determinante en el tema del calentamiento global en el país. “En la Galileo, junto con la USAC y la UVG, trabajaremos una reforma curricular que abarcará todas las carreras, porque tiene que ver con el tema del medioambiente”.

También puedes leer:

Inicia la renovación de aeronáutica guatemalteca

Marcos Ceballos, es vanguardista en los diseños de la época

Leer más

Francisco Barrientos Hace historia en el automovilismo

Leer más

Mauricio Contreras-Paredes se expresa “Stages of grief”

Leer más