GuateNews.com

Mauricio Contreras-Paredes se expresa “Stages of grief”

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
rtista visual guatemalteco con sede en Toronto, Canadá. Graduado con distinción de la Universidad de Toronto, con especialización en artes visuales y la Socio Antropología.

El artista Mauricio Contreras-Paredes, expondrá en el Espacio Cultural de la Fundación Rozas-Botrán en la zona 14 una serie de obras titulada Stages of grief, del 26 de noviembre al 30 de diciembre.

El artista con su talento apoya  las obras sociales de la Fundación y donará parte del monto de los fondos recaudado a  la misma. La entrada es libre y los horarios en los que el espacio cultural está abierto es de lunes a viernes de 9:00 a 18:00 horas y sábados de 9:00 a 13:00 horas.

 Trayectoria

Contreras Paredes es Antropólogo y Artista Visual (BA Honours) por la Universidad de Toronto, Canadá. En 2013 fue elegido artista invitado por la organización PATCH Toronto, dedicada a la comisión de arte público de grandes dimensiones en Canadá. Ha participado en exposiciones colectivas e individuales en Centro América, el Caribe y Canadá.

El artista expresa su investigación sobre sus nociones de la memoria y la distancia  se convirtió en una especie de diario habitado por escenas arquitectónicamente absurdas, psicóticamente minuciosas, artificialmente higiénicas. Detrás de todos los ‘layers’ de perspectiva y planos de color abstractos, se volvió casi imposible distinguir algún tipo de humanidad o de sensibilidad.

Ese juego de extremo de remover la mano del artista de su obra, de emular la perfección digital en la técnica, de indagar aspectos filosóficos a través de lo visual, lo ayudó a crear un framework conceptual apolítico, anti-personal que proveía a su trabajo de una narrativa satisfactoria para él, como creador.

Mauricio ha sido expuesta individual y colectivamente en Canadá y Guatemala. Su trabajo ha sido publicado en prensa y especializada literatura en ambos países

Stages of grief

En las obras de Stages of grief, los espacios estáticos que funcionaban en su trabajo anterior han sido contagiados por intervenciones lineales (gráficas y lingüísticas) que bandalizan, explotan y pausan el plano pictórico. La línea se convierte en una especie de pulso que guía al observador a través del plano, renderizando un espacio, al mismo tiempo que lo corrompe. Un espacio donde algunos componentes son pulcros, otros pareciera que no ‘cargan’, otros se renderizan con glitches (errores).

Contreras-Paredes considera que en su obra, la línea es un arma de dos filos que desmantela y crea (en algunas obras de forma romántica, en otras con cierta maldad, en otras con resignación) la estabilidad del plano. Y afirma que, “así percibe nuestra especie la pérdida -como una línea irregular, como un proceso que marca, que transforma el entorno de nuestras ficciones, de nuestro videojuego”.

También puedes leer:

Disfruta de la Navidad en el Paseo de la Sexta

Marcos Ceballos, es vanguardista en los diseños de la época

Leer más

Francisco Barrientos Hace historia en el automovilismo

Leer más

Mauricio Contreras-Paredes se expresa “Stages of grief”

Leer más